martes, 29 de noviembre de 2011

Sáenz y los rubalpuntos


El momento más bajo de la campaña de Rubalcaba fue cuando alguien tuvo la ocurrencia de ofrecer en su página web puntos que, después de acumularse, podían canjearse por una taza, un termo o un cuaderno moleskine; tal cual las ofertas de una entidad bancaria para que pases allí tu nómina. No podíamos imaginar que el premio gordo, quien sabe cuántos puntos serán necesarios para lograrlo, era precisamente el indulto a un banquero condenado. Y así, tras las elecciones, el consejo de ministros aprobó el perdón de Alfredo Sáenz, que había instigado denuncias falsas contra tres empresarios. Tras el 20N, el PSOE necesita reescribir su relato de la crisis, recuperar el discurso social; y podrá decir que emprendieron recortes obligados por las circunstancias o la presión de centroeuropa; pero el indulto de Sáenz no lo pidió Merkel ni Sarkozy.

La estúpida idea de los rubalpuntos parte de un desconocimiento de cómo funciona internet; se ofrecían por mencionar al candidato en redes sociales y algún asesor de campaña pensó que eso de 2.0 se refiere a lo moderno y on-line. No es así, 2.0 se refiere a un sistema abierto y participativo que tiene en cuenta las aportaciones de todos y que crece, precisamente, por su falta de jerarquía. Ahora que el PSOE se dirige a un congreso en el que dice que va a renovarse quizá debería pensar que debe de tratar de parecerse menos a un banco y mucho más a una verdadera organización abierta. A donde los ciudadanos acuden para proponer ideas y soluciones y no a canjear regalos; bisutería y abalorios como con los que el hombre blanco compraba sus tierras a los que llamaba salvajes.



No para cualquiera (29-11-11)

sábado, 26 de noviembre de 2011

Los tontos asturianos


Al contrario que la diputada de Foro Carmen Fernández, yo no creo que la tasa de inteligencia de los asturianos sea de las más bajas de España; sinceramente creo que está a la par con la de otros territorios en una equivalencia que nos dará porcentajes similares aunque en términos absolutos haya comunidades con más tontos porque tienen más población. Sí que creo que, probablemente, los tontos asturianos están mejor organizados que los tontos foráneos, siendo la estulticia por lo general una cualidad individualista; mientras que los nuestros se han vuelto gregarios. De hecho, nunca desde el fin de la dictadura, había tenido Asturias tantos tontos en puestos de responsabilidad pública, orondos y cuidados en su reserva como una especie protegida ya que no vamos a contar desde ahora ni a los lobos ni a los salmones como tales. Está hecha Asturias un paraíso babayu; o fatu aunque sea un poco, como diría el viceconsejero.

Lo curioso es que los lamentos sobre la escasa inteligencia mostrada por los asturianos en las últimas elecciones generales vienen de un partido que había hecho bandera de recuperar el orgullo de ser asturiano, y esto dice mucho sobre la verdadera opinión que les merece la democracia. Así es que se ven arrebatados por el fervor del país cuando la suerte les acompaña pero sienten desprecio por los paisanos si las urnas les dan la espalda. Suele ocurrir en grupos que depositan toda su fe y esperanzas en un único líder providencial ahorrando así en ideas propias. Los que no comparten su fascinación por el caudillo señalado deben ser, necesariamente, traidores o bobos. Pero es, como decía al principio, al contrario.



No para cualquiera (26-11-11)

jueves, 24 de noviembre de 2011

Hipocresía luterana



Hay que salir a defender a Rajoy, aún a su costa. No puede ser que propios y extraños le reclamen decisiones y adelanto de plazos cuando aún no ha tomado posesión de la presidencia. Lo máximo que se le puede pedir a Rajoy es que diga ya quién será su ministro de Economía; el resto de presiones y recomendaciones de agencias de calificación son intolerables. Cierto es que fue Rajoy quien aseguró que el problema de España no era más que una cuestión de desconfianza ante ZP y que con unas elecciones se resolvería todo por arte de magia. Bueno pues no, ahí siguen los ataques especulativos, pese a la abrumadora mayoría absoluta que pidió, literalmente, para enviar un mensaje a los mercados.

La ventaja de la victoria popular es que todos, por fin también sus estrategas mediáticos, podremos debatir el verdadero problema de la crisis que no es otro que la configuración actual de la UE. La oposición popular ha perdido muchos años culpando de todo en exclusiva a ZP y puede que mucha gente lo haya creído así. Es hora de rectificar. Ayer, Merkel volvió a negarse a apoyar los eurobonos, la única solución a corto plazo para los problemas de deuda de los países periféricos que amenazan ya con tocar a Francia. Con un rigor luterano bastante equivocado, la canciller insiste en que los problemas no se arreglarán con la intervención de un banco central. Pero sucede que también ayer Alemania tuvo problemas para colocar un tercio de su deuda, y en la subasta su Bundesbank pujó por el 40% de las ventas. Luterano, calvinista o católico, el “haz lo que te digo y no lo que yo hago” es pura hipocresía. Un juego muy peligroso.





*El vídeo es un gag eliminado del montaje final de El sentido de la vida, de Monthy Phyton. Iba a ir justo después de otra de las mejores escenas de la película; cuando el matrimonio protestante critica a los prolíficos católicos y el marido dice que puede ir en cualquier momento a la farmacia a comprarse un condón para echar un polvo. Su mujer le responde ¿por qué no lo haces?

martes, 22 de noviembre de 2011

AntiZP en Asturias


Con el mapa teñido de azul, salvo las provincias catalanas, dos vascas y una andaluza, ya circulan lecturas tópicamente identitarias. No se engañen, el auténtico hecho diferencial en este 20N es el asturiano. Como en todas partes, también aquí el PSOE se estrelló de forma estrepitosa pero consiguió salvar 3 escaños. IU ha sido la gran beneficiada al recuperar el que primero le negó la pérdida de población y luego el voto útil. El PP asturiano, que lleva dos crisis internas en menos de una década, logró surfear el tsunami de Rajoy con Mercedes Fernández como rubia California Girl. Y luego está Foro.

Nunca se ponderará bastante el prodigio de un partido que logra hacerse con el gobierno autonómico a 5 meses de fundarse; tampoco se resalta lo suficiente su sectarismo abismal, que le impide pactar nada, y su nula capacidad para fijarse expectativas reales. Cascos ganó las autonómicas, pero por un escaño y ni siquiera fue la fuerza más votada; a sus seguidores les dijo que arrasaría. Para el 20N, hace una semana presumía rozar la formación de grupo propio en el Congreso con 5 escaños y la tozuda realidad le devolvió 1. La aventura madrileña, donde fue a rascar el voto ultra, se saldó con poco más de 6.000 votos. Se juntan más en el Carmín de la Pola. FAC quiso presentarse como un partido “trasversal” pero es tan de derechas que los votos perdidos por el PP asturiano el domingo son los que ha logrado Cascos. Solo uno de los dos grupos sobrevivirá y es el de Rajoy el que tiene el viento a favor. ZP quedará marcado por haber antepuesto lo que creyó que eran los intereses de su país a los de su partido. Con Cascos ocurre exactamente lo contrario.


sábado, 19 de noviembre de 2011

Reflexión para el mañana


La lógica y la inercia llevaban a que escribir un artículo en la jornada de reflexión llamara a la participación ciudadana y celebrar, sea cual cual sea, el resultado de los comicios; pero ya no se puede mantener esa ficción. No por lo que vaya a salir de las urnas, una más que previsible victoria abrumadora de Mariano Rajoy que tendrá toda la legitimidad del mundo, si no porque los acontecimientos de los últimos meses nos llevan a poner seriamente en duda que los pueblos de Europa se gobiernen a sí mismos. En Grecia y en Italia ya se han formado ejecutivos tecnócratas que no han sido elegidos mediante sufragio; los presupuestos de Irlanda son conocidos antes por los diputados de Berlín que por los ciudadanos a los que afectarán en la isla. Ayer la deuda de España sufrió un ataque de terrorismo financiero que disparó su prima de riesgo por encima de los 500 puntos; Rajoy, más que probable presidente, no ha contado a los ciudadanos españoles sus planes pero sí dice que ha tratado de hacerlos llegar a París y a Berlín. Ahora la política económica no se proyecta pensando en el bienestar común si no que, con todo descaro, se admite que tiene como único objetivo “calmar a los mercados”. Lo que tantas décadas costó construir, un sistema educativo y de salud público y libre para todos, puede verse aniquilado en cuestión de semanas para satisfacer a un grupo anónimo de especuladores que no producen ni crean nada, si no que incrementan su riqueza sobre las apuestas de activos financieros artificialmente elaborados por la banca y las bolsas. Aprovechemos para reflexionar, pero no sobre lo que pasará mañana, si no sobre qué nos depara el mañana.

No para cualquiera (19-11-11)

jueves, 17 de noviembre de 2011

Hacer lo que hay que hacer


Lo maravilloso de las declaraciones de Cospedal sobre su advertencia de futuras protestas cuando el gobierno de Rajoy haga “lo que hay que hacer” es la tautología. De hecho al presidente popular le encantan, son una constante en sus discursos, cuando recuerda que “lo que preocupa a los españoles es lo que preocupa a los españoles”, o nos explica que para crear empleo hay que facilitar las condiciones para crear empleo; por eso va a hacer “lo que hay que hacer”. Hemos de decir que el discurso de Rajoy está en plena sintonía con lo que desde hace unos años nos explican las voces más autorizadas de la economía financiera. Se deben hacer “los deberes” y para que la situación remonte lo que es necesario es “tomar las medidas necesarias”. Son todo perogrulladas, pero muy eficaces; de hecho todos los análisis electorales coinciden en que el PP va a ganar las elecciones porque las va a perder el PSOE y toda la estrategia se Rajoy en la última legislatura se ha centrado en ese objetivo, no decir ni hacer nada, mientras se quema el adversario.


Cospedal nos ha dicho que algunos van a protestar pero será por vicio, por dar la lata y llamar la atención; y, además, seguramente sin saber por qué, ya que, a lo mejor, Rajoy se pone a hacer lo que hay que hacer pero sin decir qué y los que protesten lo harán por algo que no es lo que se imaginan, sino otra cosa, qué sé yo. Lo cierto es que a Rajoy no se le podrá recriminar no haber cumplido su programa electoral porque lo iremos descubriendo sobre la marcha. Será lo que tenga que ser, subiremos arriba y bajaremos abajo, lo volveremos a repetir.




martes, 15 de noviembre de 2011

Casa Real S.A.


De lo que le pase a Iñaki Urdangarín, de su instituto Nóos, de las vinculaciones con el caso Palma Arena, hablarán los tribunales. No puede ser de otra manera, la presunción de inocencia es para todos, hasta para los duques y no se puede decir mucho más sin caer en el riesgo de meter la pata. Urdangarín, de momento, ni siquiera está imputado.

La Fiscalía ha dicho que ya se verá y además esta historia ya tiene un malo oficial, el socio Diego Torres, profesor de Urdangarín en la ESADE con el que, tras cursar Business Administration, decidió hacer negocios, sin duda, sin tener en cuenta su título nobiliario sino porque era un brillante y prometedor pupilo. Claro que sí. Tampoco se ha divorciado la infanta Elena de Jaime de Marichalar, se trata de un separación temporal de la convivencia; de otro modo la Iglesia católica, inseparable de los todos los ritos de nuestra monarquía, hasta en las tomas de posesión de los ministros, hubiera puesto en grito en el cielo.

De lo que sí podemos hablar es de la inmobiliaria Aizoon, participada por Urdangarín y también por su esposa Cristina porque ¿para qué necesita una infanta tener una inmobiliaria? No me refiero a que haya hecho negocios sucios, aunque su gestión fuera impecable; ¿para qué? ¿No tiene la Casa Real un asignación generosa en los presupuestos para vivir sin trabajar, que es lo que hacen los reyes? Una asignación que se completa con partidas en casi todos los ministerios para conseguir la ilusión de la monarquía más barata de Europa y de la que no se rinden cuentas ante el Parlamento. Quizá por eso vayan a rendirlas en los tribunales.

domingo, 13 de noviembre de 2011

La buena esposa




Cuando, en el debate entre Rubalcaba y Rajoy, el primero le preguntó al segundo por su recurso al matrimonio homosexual lo primero que contestó el líder del PP es que las diputaciones provinciales eran muy importantes. Como Rubalcaba insistió, Rajoy retomó la idea de que se trata de un problema de nombre, que a él le gustaba más lo de las uniones civiles y que había llevado tal cosa en su programa de 2004, lo cual no es cierto.

Cabe pensar que, para los conservadores españoles, el concepto de matrimonio es muy restrictivo, mucho, no solo porque piensen que se limita al que pueda darse entre un hombre y una mujer; sino por lo que denotan algunas cosas sobre el papel que cada cual deba tener en la vida conyugal. ¿Que no? Escuchemos la canción con la que se amenizó la semana pasada el inicio de un mitin del PP en Valencia. La transcripción de la letra es esta:


"Somos madres, mantenemos nuestra casa limpia y pura, como todos, trabajamos sin desdén, no hay duda alguna, choferesas, enfermeras, cocineras y modistas, pedagogas, cantantes y hasta artistas, cuentacuentos, albañil y economista. Somos madres. Alguna cana en nuestra sien se nos asoma y lloramos cuando hijo ya mayor nos abandona, nos engaña recibir alguna flor y un achuchón, pero más nos gusta un bolso de Vuitton, sin hacer más comentarios. Somos madres, somos madres, somos madres".

No tiene desperdicio, especialmente lo del bolso de Vuitton; aunque seguramente el meollo del asunto está en la descripción de las cualidades y capacidades femeninas de estas madres, mujer-mujer, válidas para todo. Pero ¿es esto un ejemplo de machismo? La respuesta corta es sí, la larga, si profundizamos un poco más, exige más matices. Vamos allá.

La primera tentación de un progre trasnochado al ver la canción de las populares valencianas es tirar de la Sección Femenina, el órgano creado por la hermana de José Antonio Primo de Rivera que estableció los cánones de la mujer ideal nacionalcatólica durante la mayor parte de la dictadura. Hace tiempo corrió por internet una serie de imágenes inspiradas por los consejos de esta organización para las buenas esposas, algunos como este:


Lo cierto es que se trata de un fake, como bien han señalado en La huella digital; pero aún así, los textos no se alejan mucho de lo que realmente se recomendaba en los manuales de Economía doméstica y las revistas que publicaba la Sección Femenina. Era así. Naturalmente, se trata de un modelo fascista, no muy distinto de las tres K --Kinder (niños), Kirche (iglesia) y Klüche (cocina)-- que proponían los nazis para las buenas germanas.

Sin embargo, no dista mucho de lo que se ofrecía en las sociedades democráticas de los años 50, en los ejemplares Estados Unidos de América; tal y como se puede ver en este otro decálogo que también circula hace tiempo por la red:



Hay dudas de si se trata, también, de un fake. La página de referencia en esta materia, Snopes, no lo tiene claro. Puede que se trate de una composición contemporánea, pero viene a decir, que, al fin y al cabo, esa era la realidad lo que se esperaba y se exigía de una good housewife. Así que tenemos que esta división de roles de género se dispersa a ambos lados del Atlántico y también a ambos lados del espectro ideológico conservador, desde el fascista al democrático. Pero lo cierto es que la idea de la mujer que es madre, y además choferesa (porque conduce), enfermera (porque cuida a los enfermos de su casa), psiquiatra (porque a todos da ánimos) y, sobre todo, economista (porque es la que sabe llevar mejor que nadie las cuentas del hogar) no es solo una idea conservadora; es también una metáfora recurrente en textos feministas de toda clase que tratan de resaltar las múltiples capacidades femeninas en un adverso mundo hecho solo para los varones.

Suele pasar, en todo caso, que esta idea (brillante en principio) y con un origen reivindicativo igualitario acabe siendo asumida, y luego apropiada, de nuevo por los conservadores. O peor aún, amigas, por las conservadoras. Dos ejemplos recientes son la Mama Grizzly de Sarah Palin o la schwäbische Hausfrau, el ama de casa suaba (ahorradora y eficaz) que Angela Merkel suele citar en sus discursos (tal y como se explica en este artículo).

Lo cierto es que la pata sobre la que se sustenta la creación del ideal femenino multidisciplinar necesita, para no caerse, apoyarse en otra, la de la degradación varonil por ser un inútil integral. Hay muchísimos ejemplos en la publicidad, en Sociological Images suelen recoger bastantes, aunque este artículo es un buen resumen. En el hogar medio solo mamá puede ocuparse de las cosas realmente importantes porque papá, más allá de cortar el cesped y cambiar bombillas, es torpe, bruto e ineficaz. Pese al barniz emancipador que pudieran aparentar estos anuncios, lo cierto es que también contribuyen a reforzar los esterotipos sobre los que se sustenta el patriarcado tradicional, eso sí, estos muestran el lado simpático del tópico. Son los que el Instituto de la Mujer jamás censuraría, seguramente porque no se toman en serio sus propias ideas.

Pero demos unos cuantos pasos más. ¿Y qué pasa cuando el papel de cuidadora sumisa no es una imposición sino una elección? No puede ser, eso quizá para siglos pasados, pero no a estas alturas. Pues vamos a echarle un ojo a este documental:




Este es el primer vídeo de una serie de cinco; son casos realmente llamativos pero reales. Tienen mucho que ver con un fenómeno de integrismo religioso que en España no es habitual (de momento) pero en EEUU sí. Allí ya es un clásico The Surrendered Wife, a este lado del Atlántico lo que lo está petando en determinadas comunidades musulmanas es Tu puedes ser la mujer más feliz del mundo. En ambos casos, cristiana o islámica, la propuesta es similar, las mujeres deben volver al redil y por su bien, no son libros dirigidos a hombres en absoluto, son textos para mujeres que tratan de justificar que un papel secundario frente al marido es lo que beneficia en conjunto a la pareja. Y lo terrible es que ambos ha sido éxitos de ventas.

Para la ficción quedan The Stepford Wives, que imagina una pequeña comunidad en la que las esposas son perfectas amas de casa y obedientes que se comportan como robots, porque efectivamente lo son. Un libro muy interesante cuya adaptación cinematográfica más reciente, protagonizada por Nicole Kidman, es más bien floja. Pero queda un paso más, ¿y cuando el rol de esposa sumisa es un fetiche sexual? Quedó para la posteridad el pasmo del feminismo oficial cuando muchos años después de su publicación se confirmó que el autor de Historia de O no era tal sino autora. Años repitiendo que todas esas escenas se correspondían a fantasías de dominación del cerebro masculino y resulta que habían sido imaginadas y luego magistralmente plasmadas en papel por la buena de Anne Desclos, bajo el seudónimo eso sí, de Pauline Réage.

Pero es que los látigos, cadenas, latex, botas y cuero son también estereotipos sobre el BDSM que es un fetiche sutil com muchísimas variedades. Para el caso que nos ocupa es preciso acudir a Taken in hand (no hay peligro NSFW, solo hay texto). Todo un sitio dedicado a las fantasías de mujeres que quieren ser esposas sometidas, incluso físicamente, y no por cuestiones ideológicas ni religiosas, sino como fantasía sexual. Cuidado, no una fantasía de un noche, sino como estilo de vida. Es una página hecha por y para mujeres, y no hay mazmorras sino hogares con cortinas. La sexualidad humana es infinitamente diversa y por eso es maravillosa.

Cierro con una propina. El error de las políticas de género desarrolladas desde la administración contemporánea es que solo se enfocan en un género: el femenino. Es lógico ¿no? Son las mujeres quienes han padecido de forma más grave la desigualdad a lo largo de la historia, la lucha contra esa discriminación la han emprendido casi exclusivamente ellas en solitario, y el feminismo ha centrado todos sus esfuerzos en este asunto, el suyo, el de ellas. Pero corre el riesgo de estancarse, porque si, como efectivamente repite, no se puede dejar al margen de la sociedad al 50% de la población que son las mujeres; de nada valdrá luchar por la igualdad sin contar con el otro 50%, que son hombres. Y no hay políticas de género dignas de tal nombre dirigidas a los varones, pese a datos alarmantes como que el fracaso escolar es mayor entre los chicos. Es preciso abandonar el lado sonriente del patriarcado, el que halaga a las mujeres, como vimos en los anuncios recogidos por Sociological Images. Y abandonar la idea de que la mujeres son mejores madres que los padres. La Carretera de Cormac McCarthy es uno de los escasísimos ejemplos de visión positiva de la paternidad alejada de los tópicos clásicos; pero es una novela apocalíptica. Me hizo pensar en la noticia del padre que murió abrazando a su hijo de 3 años. No habrá canciones para él.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Xibraltar


La primera norma del populismo establece que es necesario mantener discursos grandilocuentes y plantear objetivos vanos que logren distraer al público mientras la verdadera estrategia se desarrolla en silencio y por debajo. En el caso del gobierno de FAC en Asturias se han dado dos episodios ejemplares, los impagos a la Rtpa y el reciente anuncio de “dar la batalla” por Gibraltar. El primero se ha zanjado con cientos de trabajadores que llevan meses sin cobrar y abocados al paro porque arman mucho barullo; mientras, se dejaban sin pagar también suministros médicos a hospitales y se sugería el cierre de escuelas infantiles en varios concejos. Para lanzar su candidatura en Madrid, FAC ha apostado por intentar rascar el voto ultramontano sumándose al discurso de la conspiración sobre el final de ETA y, ahora, recuperando el irredentismo del peñón. ¿De verdad creen que eso es un asunto que preocupa a los asturianos? Bueno, entretenido sí que es. Así podemos plantear que Xibraltar sea el 79 conceyu del Principado mientras evitamos mentar que el desempleo ha subido en octubre hasta superar los 85.000 parados. Desconozco si será posible la pesca del salmón en el litoral de la Línea pero mientras lo estudiamos no tendremos que pensar en que los retrasos del HUCA obligan a enviar hasta Madrid a los enfermos de cáncer en Asturias. Gibraltar nos queda en el otro extremo de la península, muy lejos. Si miramos allí, asomándonos a la verja, no veremos cómo se desmantela nuestro sistema educativo y sanitario bajo nuestros pies. Lo que se suele llamar hacer el mono, de Gibraltar, por supuesto.



No para cualquiera (12-11-11)


*La foto es obra de Pablo Sánchez.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Un sueño chino


Me levanté por la mañana para echarle un vistazo a los titulares de la prensa. Uno de Al Jazeera destacaba que Europa preparaba un recorte en su modelo de Estado del Bienestar para poder acceder a fondos chinos con los que pagar su deuda. Todos los elementos, el mensaje pero también el medio, son un buen ejemplo de la decadencia de Occidente. Zizek cuenta a menudo que en China está prohibidas las películas sobre viajes en el tiempo y también otras del género de ciencia-ficción en las que se muestren dimensiones paralelas, tipo Matrix. El objetivo es que nadie pueda imaginarse que es posible una realidad diferente a la que machaconamente muestra el estado como única posible. También añade Zizek que en Occidente no ha sido necesaria esa prohibición porque de hecho está vetada ya de facto en los medios, “podemos hacer películas en las que un asteroide destruye el planeta, pero no una en la que se acaba el capitalismo”, viene a decir. En todas las tertulias y análisis de la crisis, las soluciones que nos han llevado a la recesión, por los recortes, son las “necesarias”, se trata de “hacer los deberes”. Un modo de decir que quien proponga otra cosa apostará por lo inútil o que quiere escaquearse de obligaciones. Al fin y al cabo ¿no ha apostado China también por el capitalismo? Allí hay partido único y no libertades civiles pero reclama al mundo que relaje los derechos laborales para adecuarse a la ley de la oferta y la demanda. No podemos soñar con el fin del capitalismo pero empezamos a intuir que este modelo económico ya no necesita a la democracia y, de hecho, le está resultando un estorbo.


*La foto tiene su miga. Se trata de un anuncio de Toyota, dirigido a los nuevos ricos chinos, por primera vez se muestra a un blanco en una posición de servidumbre, fuente Sociological Images.

martes, 8 de noviembre de 2011

Otro debate




A la hora a la que escribo esto aún no se ha celebrado el debate entre Rajoy y Rubalcaba, no podré hacer ninguna valoración al respecto. Que más da; es totalmente irrelevante para el resultado de las elecciones; aún más, las elecciones son totalmente irrelevantes si lo que nos preocupa es cómo se va a arreglar la economía. Desde luego, de los comicios nacionales saldrá un nuevo gobierno que podrá tomar decisiones muy importantes para todos, pero las trascendentales sobre política económica se escapan a su control; al de cualquier estado en realidad. Ese es el verdadero debate que nadie quiere asumir.

El ejemplo del referéndum griego de la semana pasada es revelador, pero todos se han equivocado. Por supuesto, ha sido infame escuchar como algunos justificaban que no era posible consultar a la población sobre cuestiones de este tipo; pero los que establecieron una ecuación en la que el referendo era igual a democracia frente a la tiranía de los mercados ¿en qué mundo viven? No; los referendos, los parlamentos, todo ha quedado obsoleto porque son instrumentos del estado-nación que ya ha sido barrido por una economía globalizada. Ya no sirven, son inútiles, son impotentes. Solo una entidad supranacional, una auténtica federación europea, podrá plantar cara al leviatán de la especulación. Y la cuestión es cómo se va a construir esa nueva entidad. Podrá hacerse, como ahora, desde el despotismo ilustrado; o podrá hacerse con una verdadera participación ciudadana. Habrá que elegirlo, pero contar que desde cualquier administración vigente se puede decidir la economía es engañar al personal.


sábado, 5 de noviembre de 2011

El facismo


Cuando los partidarios de Cascos iniciaron su campaña para que fuera candidato en Asturias --entonces por el PP, no lo olvidamos, aunque ahora renieguen de su antiguo grupo-- eligieron como símbolo la motosierra, peculiar concepto de concordia. Con ese talante llegaron al gobierno con exigua mayoría y es algo que se nota. FAC llevaba en su programa cerrar la RTPA y está legitimado para hacerlo, pero como no cuenta con posibilidad legal para cumplirlo eligió asfixiar al ente con impagos, en una lenta agonía para sus trabajadores y que, además, sirve de perfecta distracción para ocultar otros recortes en camas hospitalarias y escuelas infantiles. Pero hay algo más; más que esta larga noche de los salarios rotos, ya de por sí inmoral, y que cruza líneas muy peligrosas. Desde el inicio de las protestas de los trabajadores de Rtpa se han dado casos de acoso y amenazas; a una periodista le gritan “puta TPA” anónimos militantes cuando llega a casa; a otra le dejan avisos en el parabrisas del coche con fotos del amado líder; a un periodista le lanzaron un puñado de excrementos desde un vehículo que se dio a la fuga. La web del partido incluye un diario en cutre pdf que se dedica a señalar a periodistas de un medio de la competencia. En la pegada de carteles en Pola de Lena hubo empujones y más amenazas a los periodistas; se decía “graba a esos, que se les vea la cara y luego nos ocuparemos de ellos” y también “os estáis metiendo en la boca del lobo”. Esto no es normal, y no se trata de poner ningún punto sobre ninguna i. Basta con restar una S a la definición clásica de una ideología totalitaria.


*Me enteré de un episodio más después de escribir este artículo. Entre los empujones de Pola de Lena, uno de los simpatizantes de FAC sacó un llavero con sacacorchos, lo desplegó y lo puso a su espalda con la intención de pinchar a los periodistas que protestaban por su sueldo y la continuidad de su trabajo.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Probemos con Procusto


Cuando se les agotan los argumentos, los partidarios de mantener la asignatura de religión en la escuela suelen recurrir a que no se puede entender la mayor parte de la cultura occidental sin tener unas nociones de cristianismo. Y es verdad; aunque por esa regla de tres deberíamos incluir sin dudar en los temarios a todo el panteón grecorromano porque sin eso sí que no se entiende nada de nada. Tenemos tan grabados los mitos griegos en nuestra cultura y lenguaje que no se puede evitar recurrir a ellos para explicar cualquier cosa, y como nos sirven lo mismo para un roto que para un descosido resulta ya de verdad difícil usar alguno sin ser tópico. No se puede encontrar un texto que proteste contra una ley que considera injusta sin que aparezca por allí Antígona; siempre anda al quite Prometeo cuando vamos a hablar de algún gran avance que también acarrea algún peligro; el que quiera resaltar que ya advirtió de algo y que nadie le hizo caso tirará de Casandra. Con Europa (que se llama así por una moza que raptó Zeus disfrazado de toro) atenazada por la crisis de Grecia, más desde que se anunció el último referendum, ya se deben haber agotado todas las analogías. Pero voy a probar con la mía, que es la de Procusto. Este bandido invitaba a dormir a sus víctimas en una cama de hierro; a las que eran más altas las mutilaba para que encajaran; a las de menor talla las descoyuntaba para estirar sus miembros hasta cubrirla. Tal es el rigor de los ingenieros contables que cuadran sus cuentas sin importarles el sufrimiento de los ciudadanos. A Procusto lo venció Teseo no sin antes hacerle pasar por la misma tortura. Buena moraleja.


martes, 1 de noviembre de 2011

Conciencia clara


En realidad es del todo indiferente el contenido verdadero del programa electoral del PP que estos días se dosifica a cuentagotas con textos vagos. No es relevante. Rajoy lleva años defendiendo la política de ajustes que Merkel ha impuesto al resto de Europa y que ha terminado por hundir el continente e, incluso, detener la propia economía alemana, que ya tiene mérito. Es bastante probable que, antes o después, por la fuerza de la necesidad o por un cambio de gobierno en Berlín, o París, o los dos a la vez; Europa gire a una política de estímulo que realmente relance la economía. Como en el fondo el PP es un partido nihilista podrá asumir las nuevas tesis sin recato (y para gran vergüenza del PSOE que habrá quedado como el recortador de esta historia) aunque tenga que desmentirse a si mismo.

Hay otras cuestiones en las que no cambiará; habrá reducción de derechos laborales (desde salarios a la negociación de convenios colectivos) y también merma de la sanidad y la educación públicas a través de conciertos y privatizaciones. Medidas así --es evidente que el abaratamiento del despido no ha facilitado crear empleo-- no tienen ninguna repercusión eficaz sobre el crecimiento, pero no se toman por un criterio económico sino ideológico. Se trata de forzar a los trabajadores a asumir cualquier condición laboral por pura supervivencia y de poner freno a la movilidad social; para que todo siga en manos de quienes siempre ha estado. Porque la gran mayoría de la patronal española no ha emprendido jamás nada y tiene lo que posee por herencia. Y es que la izquierda ha olvidado la conciencia de clase, pero la derecha no. La tiene clarísima.


No para cualquiera (01-11-11)