martes, 28 de febrero de 2012

Los subvencionados




Cuando era un adolescente, y tampoco hace tanto, si en una ciudad había un conflicto laboral en una industria o cualquier empresa relevante, el comercio local se solidarizaba con esos trabajadores, cerraba en sus huelgas y les acompañaba en sus protestas porque comprendían que si todos se iban al paro también ellos se quedarían sin clientes. Lo vi en varias ocasiones y no solo en Asturias. Pero es algo que ha desaparecido; no solo eso, es frecuente encontrarse a pequeños y medianos empresarios aplaudir y azuzar todo tipo de recortes en derechos laborales y rebajas de salarios sin pensar que están restando poder adquisitivo a su clientela. La merma en los sueldos, las facilidades de despido, seguro que beneficiarán a grandes corporaciones y a quienes venden sus productos al exterior; pero para quien tiene un bar, un tienda de ropa en el centro, la panadería y el estanco se trata del suicidio de su negocio.

El presidente de la FADE, Severino García Vigón, ha hablado de que hay “profesionales del paro” en Asturias. También a menudo la patronal habla de acabar con “la cultura de la subvención” y eso es el colmo porque pocos deben de estar más subvencionados que los empresarios asturianos; hace una semana hasta los autónomos han tenido que manifestarse en Oviedo para reclamar su ayuda. Se trata de un impago más del moroso gobierno de Cascos, pero incluyámonos todos en la cultura de la subvención para ser rigurosos. ¡Ah!, pero este fin de semana Alemania ha ofrecido a Grecia 160 inspectores de Hacienda para ayudarla con su recuperación. Ojalá después de reformar nuestra Constitución al gusto de Merkel, se le ocurra a la canciller enviar aquí a una legión de inspectores del fisco porque ese es el problema de nuestra economía y no otro. Seguro que a la CEOE le encantaría, seguro.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial, una vez más.

Anónimo dijo...

Muy bueno!!

Anónimo dijo...

Es un verdadero problema que un 10- 15% de los empresarios controlen las Federaciones Empresariales llevandose todo el dinero que no es más que una subvención- intervención en el mercado y que el otro 90 - 85 % de empresarios calle y no diga nada.

No hay que poner a todos en el mismo saco pero si que es cierto que en toda España la dependencia de las federaciones de Empresarios de la inversión estatal es altísima y los partidos políticos a su vez dependen de estas federaciones empresariales...

las Federaciones Empresariales defienden los intereses del 10 % de los empresarios, no de todos los empresarios.

Lo curioso es que se demoniza a sindicatos pero parece que ellos sin intocables..