sábado, 17 de marzo de 2012

En todas las ocasiones


Que después de una entrevista con Cascos uno de los titulares destacados es que, aun en el caso de que perdiera las elecciones, se quedaría vivir en Asturias resulta muy descriptivo. Más que nada porque denota que es una cuestión que es necesario aclarar, algo que a muy pocos les merece credibilidad, una excusatio non petita accusatio manifesta que revela la poca confianza que despierta esta afirmación de boca de alguien que se empadronó en Asturias poco antes de los pasados comicios de mayo, que nunca llegó a encontrar domicilio fijo en la comunidad que logró presidir, y que cada fin de semana se ha marchado a Madrid a atender otros asuntos. La letra del himno asturiano, canto universal a la ebriedad, proclama en una de sus estrofas el deseo sincero de estar aquí en todas las ocasiones. Cascos no lo tiene aunque trate de convencernos de lo contrario cantando al alto la lleva; tampoco ha subido al árbol y la flor se dio a una rubia de bote.

Preguntado sobre si implantaría el copago sanitario en Asturias, Cascos salió con su respuesta comodín, la televisión autonómica, donde cientos de trabajadores llevan meses sin cobrar rehenes del mensaje populista del presidente que mantiene la fábula de que sin ente de comunicación las fuentes asturianas manarían leche y miel. Para Cascos que sus trabajadores cobren su salario es un despilfarro; no lo es que los consejeros de Foro en la TPA, que son Félix Fernández Rodríguez, José Suárez Arias-Cachero, Raimundo Roces, José Manuel Fernández Lavandera, Jorge Fernández y José Pedreira se lleven 1.000 euros (casi el sueldo mensual de un trabajador) como dieta por cada sesión a la que acuden. Por lo visto el derroche solo es tal en el bolsillo ajeno. Lo que sí tiene Cascos es una excusa para todas la ocasiones; también encontrará alguna cuando deje Asturias la próxima legislatura.


No hay comentarios: