lunes, 19 de marzo de 2012

Encuestas en Asturias, la falacia del PPSOE


La coincidencia de las elecciones asturianas con las andaluzas ha sido una ventaja para las primeras, es indiscutible. Al menos en cuanto a su repercusión nacional; los medios públicos están regidos por tiempos marcados contra todo criterio periodístico por las juntas electorales y, además, la conjunción de comicios ha obligado a los tertulianos de todo pelaje a comentar algo de Asturias, aunque sea con resignación antes de poder hablar del sur, mucho más relevante. Hay que agradecerlo. Desgraciadamente los opinadores profesionales no saben mucho de lo que aquí ocurre. Por eso tenemos las encuestas que esta última semana nos han permitido echar un vistazo a qué se cuece, nunca mejor dicho, para el 25 de marzo astur. Hubo dos sondeos previos (de La Razón e Intereconomía) que no tenían en cuenta que la autonomía asturiana tiene 3 circunscripciones así que no las comentaré porque, bueno, no es serio.

La más relevante es la del CIS, que resumiendo, apunta a una victoria del PSOE aunque con la pérdida de un un escaño (14), bajada de Foro (10-11), leve recuperación del PP (11-12), espectacular subida de IU (7) y la entrada de UpyD por primera vez en el parlamento con 2. La del CIS tiene muchísimas preguntas a las que sacar punta y, aunque en casi todas las variables --desde simpatía a intención de voto, o valoración del líder-- gana el PSOE, la pregunta que a mí me enseñaron que es más importante de una encuesta es ¿quién cree que va a ganar? Y para un 39% será el PP.

Otra encuesta optimista para el PSOE es la de la Cadena Ser que se saldó con el augurio de 17-18 diputados para el PSOE, 12 para el PP, 10-11 para FAC y hasta 5 para IU pero sin presencia parlamentaria de UpyD. Ambos sondeos abren la posibilidad de repetir el gobierno de coalición entre PSOE e IU que funcionó en Asturias en las dos anteriores legislturas.


Sin embargo, otras encuestas nos hacen creer que la intención de voto es más ajustada, que el reparto a izquierda y derecha está mucho más equilibrado. Porque a pesar de las proclamas contra el PPSOE y el bipartidismo que son dos caras de la misma moneda, las encuestas de Asturias revelan una división práctimente por la mitad en el electorado de izquierda y derecha, y las únicas posibilidades de gobierno son o de PSOE-IU o que haya pacto PP-FAC.

A esta última posibilidad apuntan los sondeos de La Nueva España y El Mundo publicados el domingo. Con distintas variaciones, ambos apuntan a la entrada de UPyD pero con un solo escaño; las dos dan por suficiente la suma de escaños de PP y FAC para sumar los 23 que dan la mayoría absoluta en la cámara.

¿Es posible un pacto entre PP y FAC en la nueva legislatura? ¿Qué lo impidió entonces durante la pasada? No se puede negar que el PP asturiano ha movido fichas para facilitar este acuerdo, el ahora ex alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, ha sido apartado educadamente en la Delegación del Gobierno. Además la nueva candidata, Mercedes Fernández, ha sido por décadas uno de los principales apoyos de Cascos en la política asturiana. Tanto es así que, incluso durante su etapa como miembro de la Sindicatura de Cuentas (cargo que, para ejercerlo, es preciso renunciar a la militancia partidista) apostó públicamente porque Cascos fue elegido por Génova como candidato del PP el 22 de mayo pasado. Mercedes Fernández, Cherines, era delegada del Gobierno en Asturias durante el robo de la dinamita que luego se usó en los atentados del 11M. Solo Cascos ha sacado a relucir este asunto en campaña.

Un pacto conservador puede ser posible matemáticamente pero luego puede que no cuaje. Incluso podría lograrse en un inicio de la legislatura y luego, en uno de los impulsos misteriosos que guían a Álvarez Cascos, romperse de repente. Lo cierto es que con PP y FAC sucede lo mismo que con los polos del mismo signo de los imanes, que se repelen; porque la conclusión lógica de su unión sería la desaparición de uno de ellos. O los rebeldes de FAC acaban regresando al PP o FAC se consolida como bloque conservador regionalista y acaba engullando al PP, como ocurría en Navarra hasta hace poco.

¿Entrará UPyD? Tres encuestas de cuatro dicen que sí. El partido de Rosa Díez se quedó a 500 votos de lograr su escaño el 22 de mayo y en las generales vivió una subida de votos espectacular en Asturias. Podría ser el partido que tuviera la llave del gobierno. ¿por qué optaría? Nadie lo sabe, solo hay un dato. UPyD ha sido el único partido con el que FAC ha llegado a un acuerdo en su existencia. Para apañar el grupo propio en el Congreso.

4 comentarios:

asturias25m dijo...

Dice que rebeldes de FAC volver al Pp, como puedes tu sociata de pacotilla decir semejante barrabasada cuando el 40% de votos que ha perdido el PSOE se han ido a FAC?

Porque IU no ha recogido ese 40% de votos que ha perdido tu amado lider javier fernandez, sin mas trabajo conocido en su vida que la política por cierto, como la cherines.

Anónimo dijo...

¿Falacia el PP-PSOE? La mayor verdad que ha tenido Asturias en 10 años.

Anónimo dijo...

Me encanta que asturias 25m, por cierto habra reservado el nombre a la vez que los espacios electorales, pa tenerlo pillao vamos, bueno me encanta decia denostación de los politicos asturianos por haberse dedicado a la politica, cuando todos sabemos que Cascos es un artista, y empresario de reconocido prestigio y que sólo ha pasado por la politica para hacer amigos que luego le compraran cuadros, y acto seguido enfadarse con ellos, no vaya a ser que se piensen que el es un corrupto, por favorecer a amiguetes, que se han convertido en enemiguetes.Se rumorea que ya iba al cole en coche oficial, y esta a punto de jubilarse,,,,esperemos

Anónimo dijo...

"...Cherines, era delegada del Gobierno en Asturias durante el robo de la dinamita que luego se usó en los atentados del 11M."
Efectivamente. Creo que también era la Delegada cuando se adjudicaron a falange española 300 extraños votos en Infiesto en las elecciones generales del 2000. Esta sencilla "maniobra" hizo que el PP ganara un diputado en Asturias