sábado, 10 de marzo de 2012

Maoísmo Hacendado



Que en nuestra crisis particular, el héroe empresarial del momento sea Juan Roig, el dueño de Mercadona, dice mucho de nosotros mismos. El supermercado presenta una cuentas envidiables y Roig nos ha ilustrado con varios consejos, como imitar el modelo de los bazares chinos e ir más allá en la reforma laboral porque hay pocos españoles dispuestos a partirse la espalda recogiendo fresas bajo un invernadero por cuatro duros. Llevo años advirtiendo de que, al final, el modelo ejemplar para nuestros empresarios sería China, pero no pensé que llegara tan rápido este momento. ¿Es Mercadona una empresa que crece pese a la crisis o, precisamente, porque hay crisis? El Gran Timonel de Mercadona no tiene Libro Rojo sino Marca Blanca y ha sido gracias a eliminar de las estanterías productos de la competencia para vender únicamente los propios a bajo precio como se ha crecido en una época de merma de poder adquisitivo y rebaja del consumo.

Entre los méritos de Roig, que no son pocos, se cuenta que todos sus empleados son fijos, y entonces ¿cuál era el problema de la anterior legislación laboral? ¿qué rigidez en los contratos se encontró Roig? ¿cómo es que nos insisten tanto en que hay que abaratar el despido si la empresa que más crece presume de tener fijos a sus trabajadores? Tenemos ahora una patronal maoísta que nos incita a una Gran Marcha de sacrificios en la que trabajar más por menos es su revolución cultural; y aunque insisten en que ahora hay que repartir la precariedad nunca los vimos repartir bienestar en tiempos de bonanza. Si piensan que el futuro pasa por tener a todos los miembros de la familia, me nores incluidos, en un local que sirva de tienda y vivienda, sin descansos ni festivos, seguramente también acabarán necesitando imitar de China su sistema sin libertades políticas. Y se les nota.


No para cualquiera (10-03-12)

*La foto es un cuadro de Hu Ming.

No hay comentarios: