domingo, 22 de abril de 2012

Contre nous de la tyrannie


¿Tiene Rajoy un plan oculto para desbaratar el estado del bienestar o se trata de un hombre gris que, dotado para la administración de la rutina, va improvisando medidas que le permitan ganar algo de tiempo en el corto plazo en medio de una tormenta que le viene grande? Debemos ir puliendo nuestro retrato del lado oscuro del presidente para que no nos pase como con Zapatero a quien sus más encarnizados oponentes pintaban como un analfabeto border line que llegó a la Moncloa por casualidad y, a la vez, como un astuto y maquiavélico estratega capaz de las más enredadas perfidias.

Por decirlo de la manera que le gusta expresarse a Rajoy, su verdadero perfil no es quizá ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario. No me extenderé mucho sobre los planes económicos del Gobierno, ya lo hemos hablado muchas veces y volveremos a ello. Lo más probable es que el PP calibró mal su estrategia de oposición a Zapatero. Apostó a que se quemara en solitario con la crisis (ahora el PP pide arrimar el hombro pero la prensa financiera internacional flipó cuando se abstuvo en el primer recorte de ZP) pensado, como el socialista, que los primeros brotes verdes de verdad llegarían en 2012. Zapatero creyó en algún momento que podría vender la primera luz al final del túnel, el PP soñó con ganar esta mayoría absoluta con buena parte del trabajo sucio hecho por el de León y luego poder administrar la remontada. Pero la crisis era más profunda y, además, no tiene solución posible desde ningún poder estatal. Está en Europa y al votante conservador se le ha convencido de que solo se debía al proverbial afán derrochador y choricero de los socialistas, tal cual.

La semana terminó, una vez más, con un consejo de ministros que parecía sacado de una película de terror. Drásticos recortes en sanidad y educación que, además, incluyen la instauración de que tendremos seres humanos de segunda clase habitando con nosotros sin derecho a asistencia médica. Los llaman inmigrantes irregulares y son los que sirven, entre otras cosas, para que una patronal defraudadora mantenga a la cuarta parte de nuestro PIB en la economía sumergida. Cosas como esta, o que se aniquilen las posibilidades de movilidad social menguando el acceso de los hijos de la clase trabajadora a la universidad son lo más preocupante. Menos grave, y sin embargo quizá de algún modo más revelador, ha sido la forma en la que el PP ha dinamitado uno de los grandes logros de ZP como fue la elección del presidente de RTVE por el parlamento para poder elegir un vocero conveniente a dedo.

Los recortes en derechos laborales, sanidad y educación no son parte de un plan oculto, o al menos no para quien se haya molestado en leer alguna vez las propuestas surgidas del think tank conservador del PP, la FAES, donde todo aparece hace años descrito de forma minuciosa. Nada tienen que ver con la recuperación económica sino que la depresión sirve de coartada para imponer como necesidad la anhelada agenda de la ley de la selva. Pero lo interesante de esta situación es la postura de Rajoy, un presidente que jamás comparece ni contesta preguntas, cuyas únicas declaraciones formales son tautologías y juegos de palabras, a quien le gusta decir que es predecible, que quiere aplicar el sentido común y gobernar para la gente normal. El caso es que lo normal no existe, es una convención que cambia con el tiempo, y el concepto de normalidad de Rajoy probablemente esté anclado en una perspectiva provinciana del desarrollismo de los años 60. Sus llamadas a la previsibilidad y al sentido común agradan a un electorado que no castiga la corrupción de su bando porque solo considera tal la del adversario, la del propio es el orden natural de las cosas. La buena familia, la gente de orden, lo de toda la vida, todo eso resume que el PP pueda saltarse el único intento de llevar cierta pluralidad a la televisión pública (y es cierto que no era para tirar cohetes, pero fue el primer intento serio) para imponer a uno de los suyos, porque el que manda, manda y aquí hay una jerarquía que se debe respetar. Ese es concepto de normalidad y sentido común de la carcundia española que nos condena, desde hace siglos, a una tiranía de los mediocres. Realmente mi país no es así, es mucho más libre, libertino y libertario que todo eso, es vocinglero y faldicorto, descarado y audaz. Pero ahora están callados, acojonados por la recesión del día a día; y mientras la oposición permanece estupefacta y ensimismada.

Tan es así que todos nuestros ojos (y también los de los populares aunque no lo reconozcan) miran hoy a Francia a lo que pueda pasar allí en la primera vuelta de las presidenciales, por si una victoria de Hollande puede abrir la puerta a, aunque sea, un pequeño cambio en la suicida política de ajustes impuesta por el Berlín de Merkel. Todo como en esta escena de Casablanca:




No me emociona Hollande, ni siquiera creo que pueda llegar a cumplir gran parte de lo que ha prometido, pero sí espero que pueda ahogar con la Marsellesa los palurdos cánticos alemanes de austeridad über alles.

1 comentario:

MDF dijo...

Spain. ¡POR LA INSURRECCION ENERGETICA!.

El 8 de abril de 2012, una vez más, fui detenido ilegalmente en A Estrada (Pontevedra, Spain). Me negué firmemente a colaborar y, tras ello, agarré vigorosamente el volante de mi coche. Un policía local sacó de su bolsillo una porra extensible. Y con su vértice golpeó con rabia las uñas de mi mano derecha. Las trituró contra la superficie del volante, hasta hacerlas sangrar. Cuando el dolor se tornó insoportable extendí mi brazo izquierdo. Entonces lo agarró impetuosamente y procedió a torcer mi antebrazo como si de una toalla se tratara. Los ligamentos del codo fueron casi quebrados y el daño anuló la resistencia de mi cuerpo. Mi cerebro obnubilado vio como ese cuerpo era arrastrado fuera del coche y tirado sobre el arcén. Al mismo tiempo salvajemente abatieron contra el suelo a mi hijo y lo esposaron. Y... ¡aquí, con vosotros, el pueblo, vuelvo a estar!.

Este régimen ya no es "sostenible". Necesario es aunar esfuerzos para derogarlo. Ataquemos lo que más le duele: sus beneficios económicos.

¿No habeis notado como vuestros coches consumen ahora más combustible?. Dicen por ahí que hace meses disminuyeron el poder energético de los mismos. Los pagais más caros y os duran menos. Las grandes petroleras están haciendo con vosotros un negocio redondo. Para ir a la misma velocidad teneis que pisar más vuestro acelerador. Y a mayor carga de trabajo sobre el coche, más desgaste, y menos duración del vehículo. Y la gran industria del automóvil está también haciendo con vosotros un negocio redondo. Os expolian y no os enterais. ¡Son unos sinvergüenzas!. En la sede teneis la publicación de un gallego (con un par de huevos) que os enseñará a usar aceite vegetal (sí, aceite de cocina, aceite de freir) en vuestros coches, camiones, tractores, calderas de calefacción...

Agrucultores de nuestra Galiza: el girasol no se da bien en esta tierra, pero la colza sí. Ya, sin daros cuenta, la estais cultivando. La llamais "colinabo, nabillo,  nabiza , nabo, nabo forrajero, nabo gallego...". Con leves modificaciones en vuestras viejas máquinas de triturar la uva, podreis triturar las semillas de colza. Con leves modificaciones en vuestras viejas máquinas de prensar la uva, podreis prensar la colza. Volvereis a tener cultivos rentables en vuestras abandonadas tierras (y con hidroponía aún más), y nosotros tendremos combustible barato para nuestras calderas de calefacción y nuestros coches. ¡Levantaos y hacedlo!. ¡Construyamos independencia energética del petróleo!.

Pueblo de explotados. Si teneis miedo de usar el aceite, sabed que un grupo de compañeros socialistas, comunistas y anarquistas han probado ya las siguientes mezclas sin que las máquinas sufrieran ningún daño:

.) Para coches diesel 20 euros de gasoil con un euro de gasolina sin plomo y dos litros de aceite de girasol.

.) Para calderas 45% de gasoil con 45% de aceite vegetal y 10% de gasolina sin plomo, a 11,5 bares de presión y máximo aporte de aire.

¡La Universidad, la Cultura y la Ciencia Por y Para el Pueblo!... Pulsar "Entrar" en:

http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm