jueves, 19 de abril de 2012

Dos por uno


Celebramos las últimas elecciones generales un 20 de noviembre, el rey tuvo su mayor escándalo --quizá solo la gota que colmó el vaso-- un 14 abril; así que es para temerse lo que pueda pasar en otras efemérides como el 18 de julio. Seguro que a Borges, una de las mejores (y no la única) cosas llegadas desde Argentina, le encantaría esta coincidencia. De todo el caso de la cacería de elefantes lo más importante no es la expedición cinegética, ni quién la pagó, ni quién acompañaba al monarca; sino que a lo largo de la semana se ha ido desplegando una estrategia entre algunos de los más fieles sostenedores de la institución para apostar por la abdicación e inaugurar el reinado de Felipe VI. Otros creen que no, que en tiempo de tribulación no se debe hacer mudanza --y es muy gracioso porque todo el relato oficial de nuestra crisis económica es que, por estar en tribulación, debemos hacer todo tipo de reformas--; a quienes no quieren abdicación ni continuidad, los que quieren el 2x1, la república, no se les deja espacio para opinar.

De entre a quienes sí podemos escuchar, hay quienes creen que el Príncipe sería más cercano a la sociedad actual, lo que me hace dudar de que conozcan en qué país viven; los aún fieles a Juan Carlos piden perspectiva y recurren a argumentos como su mediación en países petroleros que, no sé si de dan cuenta y yo no pediré perdón por esta broma, son como dispararse en el pie. ¿No comprenden que con Urdangarín se ha revelado la sospecha creciente de que en las intervenciones de este tipo por parte de miembros de la familia real ha habido intereses económicos particulares? Pero quizá ya no merezca la pena interpretar todas estas peculiares opiniones, y deberíamos empezar a escuchar a quienes no se quiere dar voz por hablar de otra forma de organización del Estado.


1 comentario:

Paco10 dijo...

Acertado tu artículo y muy comedido, que falta hace en estos dias en los que parece que algunos tratan de aprovechar la oportunidad de una fallo, no sé si grave o no, para reabrir un debate, nada menos que sobre el tipo de Régimen más conveniente. No creo que sea el momento de plantearse ahora esas cuestiones con la que está cayendo.
saludos
http://elbisturi-paco10.blogspot.com