viernes, 3 de mayo de 2013

De la libertad de prensa

Cuando empecé a escribir artículos de opinión sólo me llamaron la atención una vez, hace mucho tiempo, por éste artículo; tiene gracia porque es algo que en las últimas semanas ha denunciado mucha gente mucho más tranquilamente. Será la crisis o qué sé yo, pero hasta el límite a la libertad de expresión que marcaban las empresas anunciantes en los medios de comunicación privados se ha ido erosionando (sólo cuando RTVE eliminó la publicidad se pudo emitir un reportaje sobre el libro de Javier Cuartas Biografía de El Corte Inglés) ¿mejoramos? La verdad es que no.




Será por la crisis, o qué sé yo, pero últimamente se han sucedido las agresiones y detenciones de periodistas que cubrían protestas y manifestaciones por parte de la policía en una indisimulada operación de amedrentamiento para que no se vea o se vea un poco menos lo que pasa. Tuvo mucha repercusión el caso de la cámara de La Sexta detenida en Sevilla mientras grababa una carga policial en una protesta contra los deshaucios. También hubo agresiones en las manifestaciones mineras del pasado verano en Asturias, tanto que los fotógrafos tenían que ir con casco y protección:



El que sale con las manos levantadas es Eloy Alonso, premiado este año por la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión. En esas protestas recibió un pelotazo en el pecho José Ramón Silveira y otros dos periodistas resultaron heridos; pero eso también salió en los medios. Hoy voy a hablar de otro caso que no tuvo repercusión, lo hago por eso y porque además el detenido es amigo mío.

Fue en una manifestación antitaurina celebrada en Gijón el pasado mes de agosto. Mi compañero Pedro Menéndez cubría la protesta para Diagonal; su compañera tomaba las fotografías. En un momento se produjo la primera detención y ella acudió a coger imágenes de cómo se llevaban al detenido a la lechera, comenzó a recibir palos de los policías y Pedro se interpuso. Comenzó a recibir golpes y también fue detenido. Le acusan de atentado contra la autoridad, su juicio se va a celebrar el próximo martes, 7 de mayo. Las acusaciones de atentado contra la autoridad no podrían ser más falsas, llegan a decir que le rompió la camisa a un policía; no podrían ser más falsas y no sólo porque lo digamos nosotros, es que tenemos un vídeo:



A partir del minuto 1:37 se ve la detención de Pedro (camiseta blanca) que lo único que hace es cubrirse la cabeza. Se paso una noche en el calabozo y unos cuantos meses de angustia que esperamos se acaben de una vez la próxima semana. Hoy, 3 de mayo, es el Día de la libertad de prensa y no se me ocurre ninguna manera de celebrarlo.


No hay comentarios: